• radio tepeyac provida
  • Opciones de adopción
  • Ayuda
  • Videos y Testimonios
  • Noticias USA
  • radio tepeyac provida
  • radio semillas de fe
  • Puedes dar en adopción tu bebe....... mas información aqui.
  • En esta sección encontraras diferentes asociaciones, contactos y lugares de distintos tipos de ayuda
  • Videos, testimonios y mucho mas
  • Noticias sobre el aborto en USA
  • El Rosario Pro-vida es transmitido todos los Domingos a las 12pm en Radio Tepeyac
  • La voz Catolica de la Bahia!

El testimonio de tres culturas…

 Es perfectamente comprobable que Jesús de Nazaret es el nombre de una persona histórica que vivió en Palestina bajo los emperadores Augusto y Tiberio, y que nació el año 6 o 5 antes de nuestra era (años 748 o 749 de la fundación de Roma), y murió el 7 u 8 de abril (14 o 15 del mes de Nisán) del año 30 de nuestra era, bajo el poder del procurador Poncio Pilato.

        El historiador romano Tácito ya mencionaba de pasada en sus Anales -escritos hacia el año 116 a partir de las Actas de los archivos oficiales del Imperio- la condena al suplicio de un cierto Christus por el procurador Poncio Pilato, durante el imperio de Tiberio. Bien es sabido, por otra parte, que Tácito tenía pocas razones para interesarse por la oscura aventura de un profeta judío en un rincón perdido del imperio. Si menciona el nombre de Christus se debe únicamente a que el relato de la vida de Nerón le lleva a hablar de los cristianos en relación con el incendio de Roma del año 64. Pero el nombre queda citado.

        Hay muchos otros testimonios de Jesucristo totalmente externos al Nuevo Testamento. Aparecen diversas menciones en una carta escrita hacia el año 112 por Plinio el Joven a su tío el emperador Trajano. Otras de Suetonio, secretario de Adriano, en su Vidas de los Césares, hacia el año 120. También de Flavio Josefo, conocido historiador judío, en sus Antigüedades judías, del año 94. El mismo Talmud de los judíos hace varias referencias despectivas acerca de Jesús, como un hereje que sedujo y extravió al pueblo de Israel interpretando torcidamente la Thorá. El griego Luciano de Samosata presenta a Jesús como un vulgar embaucador. Y Celso, un filósofo pagano, como un peligro para la sociedad.

        Nadie se atrevería a calificar de interesados o comprometidos con la fe cristiana a esos autores, que -sin saberlo- han contribuido a probar inequívocamente la existencia histórica de Jesús de Nazaret. Los testimonios son tan incontrovertibles que hace ya mucho tiempo que ningún historiador serio se atreve a negar la existencia histórica de Jesucristo y de sus discípulos.

        A la ciencia del siglo XIX le gustaba presentar un universo determinista donde la libertad humana apenas tenía cabida, y donde no hacía ninguna falta contar con la intervención de Dios. El poder de ese cientifismo fue formidable, en parte porque la religiosidad popular cristiana que por entonces estaba, en muchos sentidos, bastante poco cultivada. Sin embargo, a medida que ha ido avanzando la ciencia, se ha hecho más evidente su compatibilidad con la fe. Lo que entonces parecía fuente de incredulidad, hoy nos muestra lo contrario. "Todavía a comienzos del siglo XX -escribe Pedro Laín Entralgo- circulaban por las librerías publicaciones con el título "Jesucristo nunca ha existido" u otros semejantes. Ya no es posible encontrarlos. La investigación histórica rigurosa ha eliminado tales desvaríos. La existencia real de Jesús de Nazaret puede ser afirmada con el mismo grado de certidumbre con que afirmamos la de Sócrates o de Atila. Los Evangelios no son tan solo fundamento de una fe religiosa, son también documentos históricos fiables, aunque, desde luego, susceptibles de análisis y de crítica. La existencia de Jesucristo no es objeto de una creencia religiosa en sentido estricto, sino una certidumbre de carácter histórico, una convicción impuesta por testimonios y argumentos enteramente fiables."

Fuente Alfonso Aguiló    www.interrogantes.net

Jesús mismo nos dice ama a tu prójimo como a ti mismo, lo que es lo mismo, ama al hijo que llevas en tus entrañas, como a ti misma, es un mandato de amor, no una petición…

 

 www.quierovivir.info

Artículos Relacionados

Visitas: 937