• radio tepeyac provida
  • Opciones de adopción
  • Ayuda
  • Videos y Testimonios
  • Noticias USA
  • radio tepeyac provida
  • radio semillas de fe
  • Puedes dar en adopción tu bebe....... mas información aqui.
  • En esta sección encontraras diferentes asociaciones, contactos y lugares de distintos tipos de ayuda
  • Videos, testimonios y mucho mas
  • Noticias sobre el aborto en USA
  • El Rosario Pro-vida es transmitido todos los Domingos a las 12pm en Radio Tepeyac
  • La voz Catolica de la Bahia!

Quisiera verte por dentro

Segundo Domingo  de Cuaresma.

En aquel tiempo, Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con ellos a una montaña alta, y se transfiguró delante de ellos...
Entonces Pedro tomó la palabra y le dijo a Jesús:
-Maestro. ¡Qué bien se está aquí! Vamos a hacer tres chozas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.
Estaban asustados, y no sabía lo que decía. Se formó una nube que los cubrió y salió una voz de la nube:
- Este es mi Hijo amado; escuchadle. (Mc 9,1-9)

Cada año el segundo domingo de Cuaresma nos invita a mirar por dentro.
Es una invitación a dejar que Jesús se nos diga por dentro.
Es una invitación a mirar al otro lado de la cáscara de la humanidad.
Es una invitación a mirar la belleza interior que no se ve en el espejo sino en la experiencia de la interioridad.
Es una invitación a que Jesús se nos transforme y se deje mirar en la belleza de su corazón.
Y es una invitación a que podamos transformarnos a nosotros mismos y transformar a los demás para poder contemplar la belleza que se esconde en cada uno de otros, muchas veces escondida y por unas apariencias un tanto oscuras.

Estoy seguro de que muchos quisieran verte al desnudo, para contemplar tu cuerpo.
Yo quisiera verte por dentro para contemplar tu corazón.
Muchos quisieran ver tu cuerpo entero.
Yo quisiera ver entero tu corazón.
Ver tu cuerpo es posible que tenga ya poco de novedad.
Pero ver tu corazón es posible nos dé muchas sorpresas.                                       Quisiera ver cómo late tu corazón de amor.
Quisiera sentir tus propios sentimientos.
Quisiera compartir contigo tus penas.
Quisiera compartir contigo tus alegrías.
Quisiera ser testigo de tus sueños.
Quisiera ser testigo de tus esperanzas.                                                                        Quisiera ser testigo de cómo sientes ahí dentro a Dios.
Quisiera ser testigo de cómo hablas cada día con Él.
Quisiera ser testigo de cómo Dios se revela en tu corazón.                                 Quisiera ser testigo de tu amor de esposo.
Quisiera ser testigo de tu amor de esposa.
Quisiera ser testigo de tu amor de padre.
Quisiera ser testigo de tu amor de hijo.
Quisiera ser testigo de tu amor de hermano.
Quisiera ser testigo de tu corazón cuando comulgas.
Quisiera ser testigo de tu corazón cuando perdonas.                                         Quisiera ser testigo de tus vacíos y desencantos.
Quisiera ser testigo de cuando tu corazón sonríe por dentro.
Quisiera ser testigo de cuando tu corazón llora por dentro.
Quisiera verte por dentro, ahí donde estás tú mismo.

Quisiera verte por dentro, ahí donde estás tú lleno de Dios y lleno de todos tus hermanos.
Quisiera verte por dentro, ahí donde “Dios hace su morada con el Hijo y el Espíritu Santo” y verte así de lleno hasta los bordes.
Estoy seguro que me sentaría al borde del camino de tu vida y me dedicaría a contemplar el variado jardín de tu corazón donde florecen las rosas grandes y las florecillas pequeñas.
¿Crees que habrá mejor espectáculo?

Sería como una especie de transfiguración de ti mismo.
Y ciertamente me llevaría la misma impresión y experiencia que los tres del Monte Tabor se llevaron con Jesús.

La belleza de cada uno la llevamos por dentro, por más que nosotros nos empeñemos en maquillarnos por fuera.
No dudo que dentro llevamos muchas basuras.
Pero tampoco dudo que dentro llevamos mucho más de bondad que de maldad.
Por dentro llevamos mucho más de bueno, que de malo.
Por dentro llevamos mucho más de verdad, que de mentira.
No dudo de la belleza que exhibimos por fuera.
Pero estoy seguro de que cada uno de nosotros, somos mucho más bellos por dentro.
¿Por qué tanto empeño en mirarnos por fuera y, tanto olvido de la verdad que esconde nuestro corazón?...                                                                    La belleza del alma es mucho más bella que la belleza del cuerpo por muchos maquillajes que le pongamos.

Oración

Junto a Ti mi Dios, uno se transfigura.

Siempre que pasamos un rato en oración
sentimos que nos cambias el ánimo,
que nos sosiegas el espíritu,
que nos alejas de las preocupaciones
y haces desaparecer el estrés de nuestra vida.

Cuando nos abandonamos en ti,
cuando vivimos la vida en tu compañía,
cuando hacemos las cosas en plural,
dejándote a ti un espacio en la tarea,
nos volvemos dinámicos, creativos, ágiles
coherentes, solidarios, humanos y felices.

Tú eres como la gasolina de nuestro motor,
el agua de nuestro cuerpo,
el abono de nuestro crecimiento,
la sangre del organismo,
la defensa de los parásitos
y la salud total para nuestra historia personal.

Contigo, Señor, la vida se vuelve una fiesta,
y se sienten deseos de alargar tus encuentros,
aunque luego nos despistemos con los quehaceres
y vivamos como si no existieras,
dando importancia a todo lo urgente
y olvidándote a la primera de cambios.

Mantennos junto a ti, Padre,
sigue susurrándonos tu amor,
no dejes que otros ruidos te acallen,
llévanos de tu mano, métete en nuestra agenda
y juntos vivamos la vida
construyendo para todos tu reino.

Por Juan Jáuregui Castelo  blogs.periodistadigital.com   

Parroquia Santa Gertrudis Stockton Ca. Alianza con Dios por la Vida www.quierovivir.info  Si eres Católico eres pro vida ¡felicidades por seguir a Jesús y amar a tu prójimo como a ti mismo.

 

Ver video de reflexión 

Artículos Relacionados

Visitas: 945